KONPARTSA MOSKOTARRAK

Organización

La Comparsa Moskotarrak ha tenido, desde su fundación en 1978, una serie de principios, objetivos y forma de organizarse muy claramente definidos y que se han mantenido intactos hasta la fecha.

Inicialmente la comparsa se constituye como una asociación sin animo de lucro cuyos principales fines son de tipo cultural y recreativo. Sin embargo, a lo largo de los años, dichos fines se han ido ampliando con otras inquietudes sociales y solidarias.

Nace en Bilbao pensando en desarrollar sus actividades principalmente en la Villa, si bien no se descartan las salidas puntuales a otros lugares.

Cuestión fundamental es su carácter apolítico, especificándose claramente que sus siglas y emblemas no se unirán a los de ningún grupo o partido político en ningún tipo de actividades.

En cuanto a la forma de organizarnos, la sociedad dispone de una Asamblea general de socios como órgano supremo, una Junta Directiva como órgano de dirección permanente y un sistema de Comisiones de Trabajo encargado de encauzar las distintas labores que se van planificando a lo largo del año. Evidentemente, todos los socios tienen la posibilidad de participar en ellos.

Pertenecer a Moskotarrak no requiere requisitos especiales, aunque la admisión debe contar con la aprobación de la Asamblea General, la cual tiene potestad para vetar algún candidato o candidata si se diera el caso. Las cuotas fijadas son pequeñas y diferencia los socios ordinarios de los niños y jubilados.

La Comparsa utiliza una indumentaria oficial que en sus inicios se decidió que fuera de color rojo para las chicas y verde para los chicos, buscando el equilibrio de colorido ya que había poco más o menos los mismos chicos que chicas. En el año 2004, y manteniendo esos dos colores, se unifican en una única camiseta para los dos sexos, actualizando el diseño con un aire más moderno.

Por ultimo, algo que también figura oficialmente en nuestros Estatutos: en caso de disolución de la Asociación se repartirían todos sus bienes en partes iguales a no menos de dos ni mas de cinco asociaciones benéficas de Bilbao. Con ello queremos reflejar un poco el espíritu desinteresado y txirene que, a nuestro juicio, debe ser el de una buena comparsa.

Todo esto que os hemos comentado y bastante más, queda fijado tanto en nuestros Estatutos, los cuales actualizamos en Marzo de 1996 (los primeros datan de 1982), como en el Reglamento de Régimen Interno. Los trabajos para su elaboración se prolongaron durante muchos meses pero lo cierto es que mereció la pena.